A las mujeres que les encanta tener suficiente espacio para almacenar la ropa, vestidos, carteras, zapatos y les cae como anillo al dedo esta modalidad, pese a que teóricamente su concepto es para organizar y modelar un espacio, los Walk-in-Closet encierran mucho más que objetos, vida propia.

Tener un vestidor pequeño en su habitación puede parecer caótico, especialmente si no hay suficiente espacio para todas sus cosas, pero hay innumerables ideas para optimizar cada rincón y adaptarlo a las condiciones y al presupuesto.

Hay que considerar:

Un gran armario es funcional, asequible y complementa su esquema de diseño más grande. Debido a que un armario estándar siempre está a la vista, debes asegurarte de que se vea bien con la decoración de tu habitación y que no sea exuberante.

Un Walk-in-Closet se ve bien en cualquier tamaño. Preferiblemente si tiene una barra para colgar las prendas y dos cajones deslizantes para piezas dobladas o ropa de cama. Así podrías mezclar y combinar las secciones que mejor adapten a sus necesidades.